sábado, 30 de julio de 2011

¿Más de lo mismo?




Una nueva propuesta en Madrid que me parece más de lo mismo pero a precios "asequibles": 


 Según la Comisaria, "Se trata de promover el coleccionismo, de superar la barrera psicológica que rodea a las galerías y que convierte el arte en algo inasequible, queremos que la gente pueda comprar obra, llevársela a casa, regalarla, coleccionarla, al fin y al cabo, es una manera de democratizar el mercado del arte..."


No he visto las obras, no sé si son de calidad o no, posiblemente sí que las haya,  pero por lo que explica el artículo y la Comisaria de la exposición me parece un poco la dinámica de siempre: "acoger las propuestas más arriesgadas del arte y del diseño contemporáneo" ¿y los que no "arriesgan" y no hacemos excentricidades nos quedamos en la calle?, "dar cabida a todo el mundo" ¿sea buen artista o malo?, " apuestan por la creación joven" ¡Y los que somos más viejos! ¿ también nos quedamos en la calle? Ya hablo un poco de este tema de los jóvenes en el penúltimo párrafo de mi reciente artículo.   Francamente no me dan ganas de participar.


Podéis leer el artículo y opinar.


"El arte de hacer asequible el arte"







2 comentarios:

Anónimo dijo...

Guillermo, es cierto que hay algunos artistas que hacen verdaderos timos, como colocar una habitación llena de bolsas de basura y porquería, pero son los galeristas los que buscan esa provocación, no se habla de lo que está visto. Dalí cuando fue a New York, se le ocurrió colapsar el centro de la ciudad con una grúa enorme que levantaba, con unas sogas, una vaca viva , lo detuvieron, pero salió en todos los periódicos y vendió toda su exposición. eso es marketing, esas locuras son las que despiertan en los demás algo que estaba dormido, Marcel Duchamp, fue el primero que puso un inodoro y le llamó fuente pública... los artistas han de arriesgar, los grandes maestros que muestras en tu blog, arriesgaron en su momento y fueron tachados de modernos, en el caso de Picasso con el cubismo, lo apartaron del arte, hasta los galeristas, porque no veían con buenos ojos esa forma tan burda de pintar(Matisse fue el primero que deseaba impedirlo) tan sólo Braque le siguió en el camino y la investigación. Cuando sale un estilo nuevo es porque se arriesga todo y se intenta romper con lo que hay en el mercado, si no se hicieran estas "agresiones" y golpes de estado en el arte no habría estilos ni nada, todavía estaríamos pintando como los medievales, fueron los italianos en el Quattrocento quienes rompieron las reglas e impusieron las formas más reales y bellas, se expandió por todo el mundo. Hitler intentó eliminar toda modernidad, artistas transgresores de la época que pintaban el expresionismo, abstracción, etc eran degenerados y malditos. Avancemos. Tengo una dirección donde se ven artistas de este estilo: http://www.google.es/imgre​s?imgurl=http%3A%2F%2Fblog​s.lainformacion.com%2Fstra​mbotic%2Ffiles%2F2010%2F11​%2F10-marcel-duchamp-fount​ain.jpg&imgrefurl=http%3A%​2F%2Fblogs.lainformacion.c​om%2Fstrambotic%2F2010%2F1​1%2F05%2Fcaca-voladora%2F&​usg=__NZl9LHLfXPQ-HZ7Tqc--​-oTJznQ%3D&h=713&w=600&sz=​202&hl=es&start=13&sig2=wa​dR8r-iRuC91k0Jd5h-UQ&zoom=​1&um=1&itbs=1&tbnid=jmHRwQ​50q6b7cM%3A&tbnh=140&tbnw=​118&prev=%2Fsearch%3Fq%3Di​nodoro%2Bde%2Bescultura%26​um%3D1%26hl%3Des%26client%​3Dsafari%26rls%3Den%26tbm%​3Disch&ei=KLAzTqLYA5Kp8QOd​2LChDg.

José Manzanares Rodriguez

Ceballos dijo...

Todos los argumentos que me explicas ya los he meditado muchas veces, pero en el fondo corroboras mis palabras con las imágenes que me envías. No creo que la provocación de la que me hablas sea sinónimo de buen arte, sino únicamente, como muy bien dices, es una cuestión de marketing. Dalí era un provocador, un excéntrico y un buen publicista, sin duda, pero era un grandísimo artista y lo demostró con sus pinceles sobradamente (sin ser en absoluto uno de mis preferidos), además era un gran pensador, como sabrás si has ojeado algunos de sus escritos (ya leía a Nietzsche en su adolescencia).Si la fama de Dalí continua aun y continuará no se debe a sus excentricidades, sino a su trabajo como artista. Ni de lejos se puede comparar con los artistas y los galeristas provocadores que tenemos en el panorama actual.

En cuanto a Duchamp, tú también lo has dicho, fue el primero en provocar y elevar el objeto cotidiano a la categoria de arte y convertir al espectador en atista que interpreta la obra con entera libertad. Él mismo declaró ante su urinario:"A la gente se le puede hacer tragar cualquier cosa” . Y continúa diciendo “... al convertir en arte las más variadas representaciones de los objetos materiales que nos rodean, al querer espiritualizar cualquier objeto de nuestra realidad cotidiana, se abría la puerta para calificar como arte y artista a toda la pléyade de vacuos vanguardistas que desde la II Guerra Mundial esconden su infecundidad tras un manto de falso progresismo”. Y esto es lo que a mi juicio está pasando.

Por supuesto que los artistas y el arte deben arriesgar para poder avanzar, lo he dicho en varios de mis escritos, pero esa obra “arriesgada” y aun no digna de acercarse al público, no debe ser especulada por curadores y predistigitadores del marketing. Cuando dices que “no se habla de lo está visto” pones en el mismo paquete a todos los artistas que no se apuntan al carro de la extravagancia. Se puede ser personal y creativo pintando en cualquier tendencia aunque ésta haya sido ya inventada, simplemente reinterpretando con tu propio lenguaje algo ya existente. Antonio López y el recientemente fallecido Lucien Freud dentro de la tendencia realista son buenos ejemplos de ello, Manel Anoro en un estilo más fauve, Oswaldo Guayasamin dentro del cubismo.

Ciertamente Picasso y Matisse (por cierto decirte que se admiraban mutuamente como explica Fraçoise Gilot en su libro “Picasso y Matisse”) y todos los pintores que yo admiro (Van Gogh, Modigliani, Kirtchner, Jawlenssky... y los expresionistas que tú también mencionas) tuvieron que abrirse camino y luchar contra lo establecido porque crearon algo novedoso y de calidad, pero curiosamente en la mayoría de los casos su obra no fue aceptada hasta su muerte o en la edad madura, y paradójicamente hoy en día los que como tú dices “arriesgan” y hacen excentricidades, que en la mayoría de los casos carecen de talento y de arte , tienen las puertas abiertas para esta élite de “entendidos” y comisarios del arte actual.

En cuanto a la cuestión del estilo, también he hablado del tema en http://laemociondelarte.bl​ogspot.com/2010/07/el-asun​to-del-estilo.html no estoy de acuerdo contigo en que el estilo se logra a través de “romper con el mercado” y cometiéndo “agresiones”, el estilo se logra con años de oficio, con mucho trabajo, de manera que éste fluye desde dentro del artista sin forzarlo, sin “agresiones”, eso sí, con el sentimiento interno en unión con el razonamiento. Es estilo es como la propia caligrafía, cada uno tiene la suya propia, pero hay que trabajarla. Te puedo asegurar que los artistas del Quattrocento, Leonardo, Miguel Angel, Giotto, no intentaron “agredir” a los Papas ni romper con lo establecido, simplemente eran creadores que trabajaron muy duro durante toda su vida.

Sin duda el tiempo pondrá las cosas en su lugar y toda esta avalancha de “artistas novedosos”, hoy tan aclamados, quedarán en el olvido, y con toda probabilidad resurgirán, como siempre ha ocurrido, los buenos artistas que ahora se encuantran en la sombra.